Artículo del Facoblog

Kohl, el primer cosmético ocular de la Historia

Hace poco dimos una noticia donde se demostraba que el uso de cosméticos por detrás de la base de las pestañas producía alteraciones cronificadas en las glándulas de Meibomio y en la superficie ocular. Aquello se discutió en el Foro FacoElche y le llamo la atención al Dr. Mahmoud Said Farah que nos descubrió el mundo del Kohl y que ahora lo hace extensivo a todos con este artículo.

Dr. Fernando Soler

Los cosméticos se remontan a 10.000 a.C para expresar un estado emocional; y la sombra de los ojos en las ceremonias religiosas, y en los entierros para estar en buena apariencia para recibir la otra vida. La palabra “cosmatae” debe su origen del latín, que fue utilizada por referirse a una clase de esclavos entre los romanos, cuya misión era vestir y adornar  a las damas.

El maquillaje de los ojos fue de uso extendido en representaciones teatrales , para crear un aspecto notable y profundizar en la expresión del papel mediante dicha imagen, así la atracción de la mirada, mezclando colores, brillantes y en ocasiones rozando el ridículo para conseguir este fin.

Fig. 1a
Fig. 1b

El uso del Kohl tradicional se remonta a la edad del bronce: 3500-1100 a.C. La palabra “Kohl” es de origen árabe, El khôl, kohol o kohl (en árabe Ithmed), (en Hindi kājal o Surma), es una terminología aceptada por numerosas civilizaciones antiguas, como la Egipcia, griega, romana, china, japonesa, fenicia; al igual que la india y la musulmana.  13

Fig. 2

El “Kahala” (الكحالة) o “Kahal” (الكحال) es un término derivado de la palabra árabe kohl, es el ejercicio de la oftalmología, todo lo que se utiliza en el ojo en busca de la curación de sus males, o quien adorna de encanto a los ojos con kohl. 4

Diferentes civilizaciones han desarrollado multitud de preparaciones para adornar los ojos y darles una mirada sensual y seductora. También fue empleado para preservar su salud, y en algunos lugares fue usado como un remedio de protección contra la magia y el mal de ojo.

Actualmente, el kohl como cosmético delineador y sombra de ojos se diferencia en dos grupos. El primero es de origen industrial o al kohl de Aceite; procedente de hollín negro, aceite y grasa. Es una de las formas más comunes de kohl industrial (máscara). Algunos de los efectos adversos informados asociados al uso cosmético ocular, incluyen blefaritis posterior, superficie ocular, irritación, inestabilidad de la película lagrimal, pigmentación conjuntival, inflamación del epitelio corneal y queratitis. 58

El segundo grupo cosmético es de origen mineral (natural), su extracción natural es del filón de antimonio (también conocido como galena), que es conocido por su alta calidad en región occidental de península Arábiga. Se conoce la estibina en árabe como ithmed o KOHL, que es el componente principal del cosmético.1, 2

Fig. 3a
Fig. 3b
Fig. 3c

El término de antimonio viene del antiguo Egipto como stmy pasando al griego siglos después con el término stíbi usado por Dioscórides en el siglo I, refriendo a la estibina o sulfuro de antimonio. El término estibio en latín es stibium, su nombre y abreviatura (Sb)

En el siglo II aparece el término de galena (sulfuro de plomo PbS) variante de la estibina, contiene plomo más del 86.6% con pequeñas cantidades de otros componentes como cadmio, bismuto y cobre.

El kohl cosmético de procedencia mineral no adulterada no causa lesiones tóxicas crónicas, ni oculares, en su depósito en la conjuntiva ocular, por ausencia de absorción del plomo procedente del kohl, tampoco sistémica por su ingesta. Algunos estudios informan del depósito de plomo en los huesos ante una alteración fisiológica (Embarazo, lactancia) y patológica (osteoporosis) por la demanda de calcio que puede amplificar la toxicidad del plomo. Los diferentes datos y resultados ofrecen una conclusión integral de que el kohl no está asociado principalmente con los altos niveles de plomo en sangre en mujeres embarazadas y madres lactantes, si se utilizará durante el embarazo. Destacan por sus propiedades antibacterianas, con capacidad  protectora  al brillo del sol como la Catarata, protegiendo de muchas otras enfermedades; Tracoma y triquiasis 91315

Fig. 4a
Fig. 4b

Sin embargo, las formulaciones cosméticas oculares industriales han documentado escasa literatura publicada sobre los efectos oculares a largo plazo. No obstante la industria cosmética está sujeta a una regulación estricta y rigurosa de seguridad. 16, 17

Los oftalmólogos tradicionales proponen aplicación del kohl al momento de acostarse, ya que permanece en los poros de los párpados, tanto su uso en el borde anterior o posterior. 3, 18 Los ojos durante el parpadeo constante en el día, el kohl forma una capa fina pero porosa que protege de la radiación UV nociva para el cristalino y esas partículas se eliminan durante el parpadeo.

Fig. 5

Li-Yun et al., en una investigación amplia publicada de los espectros de absorción de una película delgada de sulfuro de plomo como componente principal del kohl muestra una mayor absorción y menor transmisión en la banda de luz ultravioleta al ojo. 19

Los datos publicados sobre la composición del cosmético ocular del Kohl (Surma) proporcionaron un apoyo razonable para concluir que el principal constituyente fue la galena (sulfuro de plomo) desde el principio. No hay informes de toxicidad crónica en el ojo o sistémica por la exposición ocular. En las culturas india y árabe su uso es común, y están bien establecidas, a pesar de la pigmentación conjuntival y saco lacrimal. Posiblemente hay discrepancia de su uso en niños y embarazadas, al igual que su dosis y sitio de aplicación. 2, 7, 20

“La belleza de los ojos femeninos con su brillo resaltado con Kohl adorna un rostro de hermosura como si fuera una luna llena en una noche oscura”

Referencias:

  1. Dictionary of Greek and Roman Antiquities, page 364. Disponible en: http://www.ancientlibrary.com/smith-dgra/pages/0371.gif
  2. Catherine CJ (2005). Kohl as traditional women’s adornment in North Africa and Middle East, Introduction to Harquus: Part 2: Kohl, pp.1-9.
  3. Mahmood ZA, Zoha SM, Usmanghani K, et al: Kohl (Surma): Retrospect and prospect. Pak. J. Pharm. Sci., 2009, 22(1) 107-122
  4. M Said Farah, El maristan y al madrasa: hospital-escuela de medicina (II). Arch Soc Esp Oftalmol; 288; 83 (4) 277-280
  5. Malik A, Claoué C. Transport and interaction of cosmetic product material within the ocular surface: beauty and the beastly symptoms of toxic tears. Cont Lens Anterior Eye. 2012; 35(6):247–259.
  6. Gao Y, Kanengiser BE. Categorical evaluation of the ocular irritancy of cosmetic and consumer products by human ocular instillation procedures. J Cosmet Sci. 2004; 55(4):317–325.
  7. Platia EV, Michels RG, Green WR. Eye-cosmetic-induced conjunctival pigmentation. Ann Ophthalmol. 1978; 10(4):501–504.
  8. Kaiserman I. Severe allergic blepharoconjunctivitis induced by a dye for eyelashes and eyebrows. Ocul Immunol Inflamm. 2003; 11(2):149–151.
  9. Ahamed M and Siddiqui MKJ (2007). Environmental lead toxicity and nutritional factors. Clinical Nutrition, 2007, 26: 400-408.
  10. Jaffery FN. Current status of lead in India. Report released on World Environment Day, UNEP, 2001, pp.1-42.
  11. Han S, Pfizenmaier DH, Garcia E, Eguez ML, Ling M, Kemp FW and Bogden JD (2000). Effects of lead exposure before pregnancy and dietary calcium during pregnancy on fetal development and lead accumulation. Environ. Health Perspec., 2000, 108(6): 527- 531.
  12. Bruening K, Kemp FW, Simone N, Holding Y, Louria, DB and Bogden JD. Dietary calcium intakes of urban children at risk of lead poisoning. Environ. Health Perspec, 1999, 107(6): 431-435.
  13. Silbergeld EK. Lead in bones: implications for toxicology during pregnancy and lactation. Environ. Health Perspec. 1991,91: 63-70.
  14. Sweha F. Kohl a long history in medicine and cosmetics. Hist. Sci. Med. 1982, 17(2): 182-183.
  15. Nair PK, Garcia VM, Hernandez AB and Nair MTS. Photoaccelerated chemical deposition of PbS thin films: novel applications in decorative coatings and imaging. J. Phys. D: Appl. Phys.1991, 24: 1466-1472.
  16. Ng A, Evans K, North R, Purslow C. Eye cosmetic usage and associated ocular comfort. Ophthalmic Physiol Opt. 2012; 32(6):501–507.
  17. Malik A, Claoué C. Transport and interaction of cosmetic product material within the ocular surface: beauty and the beastly symptoms of toxic tears. Cont Lens Anterior Eye. 2012; 35(6):247–259.
  18. Almas K. The antimicrobial effects of extract of Azadirachta indica (neem) and Salvadora pérsica (arak) chewing sticks. Indian J. Dent. Res. 1999, 10(1): 23- 26
  19. Li-Yun C, Wen H, Jian-Feng H and Jian-Peng W. Influence of deposition voltage on properties of lead sulfide thin film. American Ceramic Society Bulletin, 2008, 87(6): 9101-9104.
  20. Hidayat AA, Weatherhead RG, al-Rajhi A, Johnson FB. Conjunctival and lacrimal sac pigmentation by kohl (eyeliner). Br J Ophthalmol. 1997; 81(5):418.

Autor


Mahmoud Said Farah, MD, PhD.

Deja un comentario

dieciocho + 13 =