Etiquetas

Términos que usamos a diario cuyo origen desconocemos (I)

Todos los santos días usamos la palabra COLIRIO y a ninguno le sorprenderá saber que el término deriva del latín (collyrium) y que a su vez éste viene del griego Kollurio. (Es de público conocimiento que lo que no describieron los griegos lo hicieron los chinos). Lo curioso es que el término griego no significa solución acuosa sino emplasto, palabra que reconoce su origen etimológico kollirya que significa panecillo.

Colirios antibióticos reforzados

Los tratamientos con colirios reforzados de antibióticos son una práctica frecuente en infecciones severas oculares. Los que tiene próxima una farmacia hospitalaria no tienen mayores problemas a la hora de su preparación, pero para otros muchos que no tienen esta facilidad les toca hacer preparaciones más o menos “caseras” de los mismos.